CARTAS DE AMOR DE UN SEXAGENARIO VOLUPTUOSO

Autor:

DELIBES, MIGUEL


Título:

CARTAS DE AMOR DE UN SEXAGENARIO VOLUPTUOSO


Editorial:

CIRCULO DE LECTORES


Código de referencia: 2809



Reseña en el Diccionario de Eva Elena:

Cartas de amor de un sexagenario voluptuoso


Novela epistolar de Miguel Delibes. La primera edición data de 1983 (Ediciones Destino. Barcelona). El texto está formado integramente por las cartas que dirige un recien-jubilado a una viuda sevillana a raiz de haber encontrado por casualidad un anuncio de ésta en una revista sentimental pidiendo correspondencia.

El protagonista, el escritor de las cartas, participa de ese ambiente rural tan característico de Miguel Delibes. Demuestra una cultura amplia pese a no tener estudios y una buena capacidad de reflexión, pero no parece tener interés por influir en la vida, sino en vivir aceptando todos los condicionantes. Era periodísta y en su carrera se ha limitado a aprovechar ocasiones, sin enfrentarse de forma contundente a nada, al franquismo, a su empresa. Las cartas, en contra de lo que puede parecer por el título, no son nada voluptuosas, o por lo menos no lo son para lo que de forma normal esperamos de ese calificativo. Son sinceras e íntimas y a base de ello algunos pasajes como el comentario de una foto de la viuda en bikini (que luego resulta no ser suya) tienen algunas connotaciones que podrían justificarnos el título. En realidad si miramos bien al protagonista y nos ponemos en su lugar quizás deberiamos reconocer que si son voluptuosas.

Creo que las cartas reflejan bien el posible espíritu del autor de las cartas. Pero el final me pareció un poco disonante. Cuando al fin los dos protagonistas de las cartas se ven el encuentro resulta un fracaso y luego se adivina que la viuda se une a un amigo del autor de las cartas a quien conoció a raíz de la correspondencia. Se me antoja que el final desentona porque es algo demasiado 'fuerte' para esos dos seres que hasta entonces se aparecen anodinos en algunos aspectos y poco dados a contravenir las reglas habituales de vida social. Posiblemente Miguel Delibes lo viera así para el hombre y no para la viuda.

Cito algunas frases de la obra:

  • «Soy un convencido de que uno de los síntomas más obvios de la decadencia de occidente, reside en el progresivo desdén por la cocina»
  • «Una y otra aspiraban a ganar mi preferencia no enalteciendo sus cualidades sino enpequeñeciendo las de su propia antagonista»
  • «Este modo de supervivencia, la fotografía, no me tienta lo más mínimo»
  • «El matrimonio, como el suicidio, es contagioso»
  • «A veces pienso que muchos crímenes pasionales no se originan en el odio a la víctima sino en el odio a nosotros mismos, al desprecio que nos merece nuestra conducta arbitraria y, objetivamente considerada, grotesca»

He manejado la edición del Círculo de Lectores (Barcelona, 1994) con ilustraciones de Julián Grau Santos e introducción de Antonio Vilanova)