DISPENSADOR DE CUENTOS DE www.granadacultural.info




Vencer por descalificación del contrario [CGC713]

«El rey Odiseo de Itaca casó con Penélope, hija de Icaro, después de vencer en una carrera de pretendientes a lo largo de una calle de Esparta llamada Alfera. Icaro había gritado a ¡Uno, dos, tres!, y luego golpeó las manos con fuerza, en lugar de exclamar ¡Ya!; y entonces partieron todos los pretendientes, menos Odiseo, y todos ellos quedaron descalificados. Porque Odiseo, prevenido de antemano, permaneció inmovil hasta que escucho la palabra ¡Ya!, y entonces, como era el único competidor que quedaba, ganó el premio sin esfuerzo, a pesar de tener las piernas torcidas»

(Robert Graves. La hija de Homero)


www.granadacultural.info